lunes, 14 de noviembre de 2016

Los cadáveres no sueñan - Enrique Laso



En esta ocasión la patrulla estatal de Nebraska requiere la colaboración del FBI: están apareciendo diversos huesos diseminados por lugares apartados en condados del estado. Los restos presentan un extraño 'patrón' que hace intuir a los investigadores que se enfrentan a un peligroso asesino en serie. En Washington no hay dudas: enviarán al agente más prometedor de la factoría de Quantico.
UN ENDIABLADO CASO CARGADO DE SUSPENSE



Publicar un comentario